Koroneiki - Grecia Maximizar

Koroneiki - Grecia por solo

11,77 €

Procedencia: Grecia

Koroneiki es la principal variedad de aceituna que se produce en Grecia de donde se obtiene un Aceite de Oliva Virgen Extra de gran calidad.

Se trata de un aceite de gran cremosidad con un ligero amargo y un picante muy equilibrado, con aromas a hierba cortada, alcachofa y manzana.

Disponible en packs de 2,3,6,9 y 12 estuches, pudiendo combinarlos con diferentes variedades.

20ml x 10 botellas

Más detalles

Koroneiki

Compartir en:

El olivo en Grecia cuenta con una historia tan antigua como cautivadora. Según la mitología griega el origen de este árbol milenario se da en la ciudad ahora conocida como Atenas. El olivo surge como resultado de una competencia entre Atenea, la diosa de la sabiduría, y Poseidón, el dios de los mares, en el que el ganador se convertiría en protector de una nueva ciudad.

Zeus les impuso una prueba y aquel que triunfara en la misma sería el que se llevara los honores.

Tenían que ofrecerles el regalo más precioso a los ciudadanos de aquella ciudad.

Poseidón clavó su tridente en una roca de la que brotó un manantial de agua salada que casi inunda la ciudad. Atenea, por su parte, hundió su lanza en la roca y el primer olivo apareció en las puertas de la Acrópolis. Considerando su regalo más valioso, los ciudadanos de la nueva ciudad declararon a Atenea ganadora y dieron a la ciudad el nombre en su honor. Hasta el día de hoy, existe un olivo donde este hecho ocurrió.

Desde entonces, en la Antigua Grecia, el Olivo se consideró como un árbol mágico que simbolizaba la inmortalidad, la vida, la victoria, la fertilidad y la paz, y cuyo origen se encontraba en los Dioses. Otro símbolo con el que se identificaba eran sus ramas, que transmitían un mensaje de paz y tolerancia entre los pueblos.

El olivo jugó un papel esencial en las primeras Olimpíadas ya que la primera antorcha olímpica fue una rama de olivo en llamas y los ganadores olímpicos recibían como premio una corona hecha de ramas de olivo.

Además se creía que los hijos de las de las divinidades nacían bajo las ramas del olivo, por lo que era habitual en la vida diaria llevar a las mujeres embarazadas a dormir bajo los mismos.

Era tal la importancia que los antiguos griegos otorgaban al olivo que incluso había una severa legislación para su protección y uso. Quien arrancara un olivo próximo a la Acrópolis podía ser condenado al exilio, además confiscarle todos sus bienes.

Así pues bajo esta cultura y muchísimos años después en Esparta, corazón de Laconia, una de las regiones más importantes en la producción de aceite de oliva en Grecia, este fantástico aceite de oliva virgen extra de la variedad koroneiki, el cual, llevamos a su mesa. La cooperativa encargada es la Agricultural Cooperatives Union-Laconia 

  • COLOR: Verde muy intenso y muy limpio.
  • SABOR: Gran cremosidad con un amargo ligero y un picante muy equilibrado.
  • OLOR: Aromas verdes y maduros con tonalidades a hierba cortada y alcachofa, presencia de manzana e higuera.
  • USO: Genial en postres dulces, ensaladas y naranjas.